Colombia y Guatemala

Oportunidades poco exploradas del Tratado de Libre Comercio

Por Stephanie Henao – Socia Colombia

La relación económica entre Colombia y Centroamérica siempre ha sido llamativa. Particularmente en el año 1984 se firmó un primer acuerdo económico de alcance parcial entre Colombia con algunos países centroamericanos como Guatemala, Honduras y El Salvador. Posteriormente, en el 2015 y dadas las condiciones de movimiento comercial, se firmó el Tratado de Libre Comercio (“TLC”) entre dichos países conocidos en conjunto como del Triángulo Norte. El TLC confiere un  determinado número de beneficios a las empresas y personas productoras y/o empresarios de los países miembros que presentan oportunidades sin explotar hasta el momento.

Además de los conocidos descuentos arancelarios al exportar bienes, así como la facilidad de exportar servicios de un país miembro a otro, existen otros beneficios que vale la pena tomar en cuenta. Por ejemplo, el TLC ofrece la oportunidad a empresas  de participar en licitaciones de proyectos públicos en otro país miembro. Es decir que, a manera de ejemplo, una empresa de construcción colombiana podría participar en el proceso de licitación para la construcción de una carretera en Guatemala y viceversa en las mismas condiciones como si fuere una empresa local. También, sería posible que una empresa de Guatemala participe en licitaciones de proyectos de transporte público en Colombia (y viceversa).

Otro beneficio que confiere el TLC es la protección a la inversión proveniente de alguno de los países miembro. Con el TLC, se busca garantizar la sostenibilidad y seguridad de las inversiones que se realicen entre países miembros. La idea es garantizar condiciones mínimas para que la inversión sea sostenible y se mantenga en el tiempo. Es por esto por lo que los países miembros ofrecen beneficios tributarios entre sí para inversiones realizadas entre ellos, así inversiones provenientes de Guatemala hacia Colombia tendrían garantías mínimas de seguridad, estabilidad y beneficios tributarios, y viceversa. De hecho, en los últimos años, Colombia se ha posicionado como uno de los países que más ha invertido en Guatemala, y esta inversión se ha visto asegurada en el tiempo.

Finalmente, el comercio electrónico, tan necesario y útil en la actualidad, hace parte también de los beneficios del TLC. El TLC busca impulsar y facilitar el comercio electrónico entre los países miembros, de manera que ofrece beneficios para quienes hacen uso de ello. Asi, por medio del TLC, se asumen compromisos de no discriminación entre productos digitales similares que sean creados, producidos, publicados, almacenados o transmitidos por primera vez, en condiciones comerciales, dentro del territorio de alguna de las partes o que sean distribuidos por una persona de un país que sea parte del acuerdo.

De igual manera, es importante resaltar que el actual Tratado de Libre Comercio entre Colombia, Guatemala, Honduras y El Salvador (con un especial énfasis en las relaciones entre Guatemala y Colombia) confiere numerosos beneficios a empresarios e inversionistas que vale la pena conocer y aprovechar. Si le interesa conocer más sobre los beneficios, estamos a su disposición, con el fin de apoyarlos en exportaciones, importaciones, licitaciones, e inversiones en cualquiera de los países miembro del acuerdo de tal forma que se impulsen las relaciones empresariales que fortalezcan, no solo la actividad comercial entre los países que conforman este TLC, sino también impulsar el desarrollo económico y empresarial al interior de los países miembros del tratado.

Leave a Replay