¿ Porque es importante contar con una ley de leasing ?

¿ Porque es importante contar con una ley de leasing ?

Actualmente el proyecto de ley de Leasing número 4896, está pendiente de la tercera lectura en el Congreso de la República de Guatemala.

El leasing es una modalidad de negocios, de compraventa y arrendamiento según sea su caso. Más precisamente podemos ver la definición que le ha asignado el Proyecto de Ley de Leasing: El contrato de leasing se establece como “el contrato mediante el cual el arrendador adquiere para uso del arrendatario bienes a cambio de una renta o cuota por un plazo determinado; el contrato de Leasing comprende el contrato de leasing financiero y el contrato de leasing Operativo.”

Según el proyecto de ley el contrato de leasing debe de llevar inmerso el contrato de leasing financiero y el contrato de leasing arrendatario. El contrato de leasing financiero, es prácticamente un arrendamiento con opción a compra. El valor para comprar el bien en arrendamiento se establece previamente o es el valor residual del bien. El contrato operativo es el que traspasa al arrendatario el derecho de usar un determinado bien. La diferencia entre leasing operativo y leasing financiero está en que, el leasing financiero establece una opción a compra mientras el leasing operativo únicamente es el derecho a renovar el arrendamiento pero no para adquirir el activo.

Lo más interesante de esta ley es el leasing financiero o también llamado arrendamiento financiero. Esta es una práctica muy común en otros países. Esto se ve muy beneficioso para el panorama Guatemalteco debido a que estamos en un momento en el que hay que reactivar la economía. El leasing o arrendamiento financiero es una propuesta ideal, debido a que presenta una opción más en el mercado. Al adquirir un bien tenemos las opciones de a) pagar al contado, b) adquirir un crédito hipotecario o inmobiliario. Esta es una buena opción para pagar cuotas pequeñas y tener la opción de compra al finalizar el plazo de las cuotas establecidas. No solo, es beneficioso como opción de compra sino que permite a los usuarios arrendar determinado bien por un periodo de tiempo sin el compromiso de compra. Esto permite a los usuarios tener modelos más recientes de automóviles u otros activos sin la necesidad del compromiso de compra pero sin con la opción.

Para la parte arrendante presenta un nuevo mercado que atacar y en caso de incumplimiento vemos que la ley permite que el contrato sea un título ejecutivo sin necesidad de estar razonado por el Registro de Garantías Mobiliarios. Esto presenta una opción viable para el arrendante ya que con esto puede irse de una vez por la vía ejecutiva sin necesidad de tener un juicio de conocimiento previamente.

Por lo tanto, aprobar la Ley de Leasing se vería reflejado en la reactivación económica que nos queda por delante.

Leave a Replay